Descubre los mejores cabestrantes en nuestra tienda

Los cabestrantes han ayudado a los humanos a maniobrar objetos durante milenios. Son tan antiguos que los antiguos griegos los usaban para levantar objetos pesados, levantar puentes y en importantes proyectos arquitectónicos. Y esta tecnología de la vieja escuela sigue siendo más que útil, y muy utilizado especialmente cuando su vehículo está atascado.

¿De qué se compone un Cabestrante?

Un cabrestante contiene varios componentes diferentes, cada uno con un propósito singular para ayudar en un objetivo más amplio. Los componentes básicos son:

  • UN CABLE: Lo más probable es que sea un cable de acero o un alambre sintético que se enrollará alrededor de un tambor para evitar que se enrede. El cable puede tener entre 40 y 100 pies de largo.
  • UN TAMBOR: Un tambor es de forma circular y permite que el alambre se enrolle cuidadosamente alrededor. Un carrete dentro del cabrestante permite que el tambor gire en un movimiento circular, enrollando el cable hacia adentro o hacia afuera.
  • UN MOTOR: El motor hace que el tambor gire de modo que pueda tirar y enrollar el cable alrededor de sí mismo. Si bien no todos los cabrestantes incluyen un motor, la mayoría de los cabrestantes de los vehículos son eléctricos e incluyen un motor para acelerar considerablemente las cosas.
  • UN TREN DE ENGRANAJES: Este componente toma la potencia del motor y la convierte en potencia de tracción, lo que le da al cabrestante la capacidad de tirar de cualquier tipo de material pesado.

Estas piezas se unen para hacer que el cabrestante funcione completamente. El cable se extrae y se conecta al objeto que planea remolcar. Una vez conectado, el motor se enciende para girar el carrete y tira del cable hacia el vehículo y cuidadosamente alrededor del tambor. El artículo remolcado viene para el viaje.

¿Qué tipos de Cabestrantes existen?

Como mínimo, un cabrestante consiste en un carrete o tambor que está sujeto a una manivela. Los malacates industriales más complejos pueden tener engranajes, trinquetes, frenos mecánicos y frenos de solenoide para evitar que se desenrolle. Obtienen su energía de la electricidad, la hidráulica o un motor de combustión interna.

Las aplicaciones de elevación y cambio generalmente requieren uno de los cuatro tipos de cabrestantes, que incluyen cabestrantes de aire, cabrestantes de diesel, cabestrantes eléctricos o cabrestantes hidráulicos.

Cabestrantes de aire

Los cabestrantes neumáticos funcionan con aire comprimido en lugar de electricidad. Usando una línea de aire, la presión de aire se alimenta desde el compresor de aire hasta el motor. Esto alimenta el tambor del cable, lo que permite que el cabrestante de aire transporte eficazmente la carga adjunta.

Los malacates neumáticos son capaces de funcionar bien en entornos hostiles de calor extremo, frío, polvo, entornos húmedos y explosivos. Se sabe que los cabestrates neumáticos son más ecológicos, versátiles y duraderos que otros tipos de cabestrantes. Usados ​​comúnmente para suspender materiales, se usan más comúnmente en las industrias de petróleo y gas, construcción y marina.

Cabestrantes Diesel

Los cabrestantes diesel son herramientas de elevación y desplazamiento accionadas por un motor diesel que hace girar el carrete por medio de una unidad de transmisión. Por lo general, hay dos sistemas que impulsan la rotación, una transmisión por correa y una transmisión por eje. Esto proporciona una forma de transportar materiales pesados ​​de forma vertical, horizontal o en pendiente.

Estos cabestrantes son independientes y son una buena opción donde no se dispone de suministro eléctrico o es difícil de obtener. Los cabrestantes con motor diesel se utilizan mejor para proyectos de transmisión de energía que incluyen telecomunicaciones, ingeniería de cables de energía subterráneos, torres y obras de construcción.

Cabestrantes Eléctricos

Los cabestrantes eléctricos se basan en un motor eléctrico. La corriente fluye a través de polos opuestos que hacen girar el imán necesario para alimentar el motor y hacer girar el cabrestante.

Estos tipos de cabestrantes son relativamente livianos para facilitar el transporte y son adecuados para cuando no hay otras fuentes de energía disponibles. También son respetuosos con el medio ambiente ya que emiten cero emisiones.

Los cabestrantes eléctricos son adecuados para su uso en las industrias de paisajismo, energía y telecomunicaciones, además de ser una buena solución para aplicaciones de remolque.

Cabestrantes Hidráulicos

Los cabestrantes hidráulicos utilizan energía fluida, sistemas hidráulicos y una bomba de motor para accionar el cabrestante. La bomba crea presión que mueve un fluido a baja presión al componente impulsado y de regreso al depósito, a través de varias válvulas.

Estos cabestrantes pueden tirar durante largos períodos de tiempo sin riesgo de sobrecalentamiento y son adecuados para funcionar en condiciones de frío. Los cabestrantes de presión hidráulica son adecuados para aplicaciones marinas de servicio pesado, tanto en alta mar como en tierra, que incluyen amarre, manejo de anclas, remolque, izado, elevación, tracción y descenso.

Cabrestantes manuales mecánicos

Este tipo de cabrestante consiste en un cable de acero atrapado y liberado por una serie de abrazaderas. Es operado por una persona, sin ninguna conexión con el motor del vehículo.

Tipos de engranajes utilizados en cabestrantes

Los cabrestantes utilizan tres tipos diferentes de sistemas de engranajes: engranajes planetarios, engranajes helicoidales y engranajes rectos. Los sistemas de engranajes planetarios tienen un engranaje central llamado engranaje solar. Gira, lo que hace que giren otros tres engranajes dispuestos a su alrededor. Esta acción crea la fuerza motriz. Este sistema es el más común y tiene una eficiencia de transferencia de energía del 65 por ciento. 

Los engranajes helicoidales constan de dos partes: un engranaje con forma de rueda redonda que está motivado por un engranaje en forma de barra que se coloca encima. Estos engranajes no son tan fuertes ni eficientes como los planetarios, y funcionan con una eficiencia de entre el 35 y el 40 por ciento. 

Los engranajes rectos constan de dos engranajes en forma de rueda, uno grande y otro más pequeño. El más pequeño está conectado al motor y hace que el engranaje más grande gire. Este sistema tiene una eficiencia de transferencia de energía del 75 por ciento.

¿Qué tan fuerte es el cable de acero incorporado en el cabrestante?

Resulta que hay poco margen de seguridad con cabrestantes equipados con cable de acero. A diferencia de la industria de elevación, la industria de tracción recreativa no está regulada, por lo que los fabricantes de cabrestantes suelen equiparlos con cables de acero con resistencias mínimas a la rotura muy cercanas a las capacidades máximas del cabestrante. 

La industria de la elevación requiere un factor de seguridad de 5:1 debido a los peligros aéreos. La industria de la tracción no lo hace. De hecho, muchos cabrestantes equipados con acero poseen un factor de seguridad de menos de 1,5.

Los cabrestantes están clasificados por la carga máxima que pueden tirar con solo la capa inferior de cuerda en el tambor. A medida que aumentan las capas de cable de acero, la tracción de la línea generalmente disminuye en aproximadamente un 10 por ciento por capa. El tamaño del cabrestante que necesita para un trabajo depende de muchos factores, entre ellos: peso, movilidad y nivel de superficie.

Aquí hay una fórmula rápida y fácil para determinar el tamaño mínimo de un cabrestante que necesitará: multiplique el peso bruto del objeto más pesado que planea tirar por 1,5. Por ejemplo, si planea tirar de un objeto de 1,000 libras, necesitará un cabrestante con un mínimo de 1,500 libras de línea. Es importante tener en cuenta que existen numerosas variables asociadas con el cabrestante, por lo que es mejor consultar con el fabricante para verificar el tamaño adecuado del cabrestante para la aplicación prevista.

Debido al pequeño margen de seguridad en los cables de acero, asegúrese de mantener adecuadamente el cable y esté atento a factores debilitantes como torceduras, alambres rotos, etc., y cuando sea posible use un bloque de arranque para reducir la carga del cable.

Cabrestante o polipasto: ¿cuál es el adecuado para cada trabajo?

Aunque tienen un aspecto y principio de funcionamiento similar, los cabrestantes y los polipastos están diseñados para escenarios diferentes. Un cabrestante está diseñado para tirar de una carga pesada horizontalmente sobre una superficie ligeramente inclinada o nivelada, y un polipasto está diseñado para levantar una carga verticalmente en pendientes más pronunciadas de más de 45 grados. Ambas herramientas pueden facilitar las tareas de levantar objetos pesados. Sin embargo, es importante asegurarse de elegir el equipo adecuado para cada trabajo.

¿Qué es un polipasto?

Levantar objetos pesados, como un bloque de motor o material de construcción, puede parecer un trabajo perfecto para un cabrestante, pero no siempre es así. En su lugar, use un polipasto para trabajos que requieran que levante o baje una carga. Los polipastos se fabrican típicamente con cadena o cable de acero y se pueden operar manualmente o con motores accionados. 

Los polipastos motorizados incluyen todos aquellos que son accionados por motores eléctricos, hidráulicos o neumáticos. En el caso de los polipastos manuales incluyen todos los que tienen trinquete, palanca o manivela. Los polipastos eléctricos de cadena son ideales para mecánicos y talleres de maquinaria porque se pueden conectar a cualquier toma de corriente estándar. Los polipastos neumáticos de cadena se recomiendan para levantar materiales pesados ​​en entornos inflamables, polvorientos o sucios.

Elección del polipasto adecuado

Existen numerosos tipos de polipastos en el mercado. Estas herramientas se clasifican por estado de carga, duración de uso y área de aplicación. Estos factores determinan la clasificación del ciclo de trabajo del polipasto que va desde H2 (trabajo ligero) hasta H4 (estándar de la industria). 

Un polipasto de servicio liviano H2 significa que funcionará durante no más del 15 por ciento del período de trabajo con un máximo de 75 arranques / paradas por hora. Un polipasto con una clasificación de H4 significa que está clasificado para funcionar cerca del 50 por ciento del período de trabajo y puede manejar un máximo de 300 arranques / paradas por hora.

Los problemas más comunes con los polipastos surgen cuando se usan más allá de su capacidad nominal de ciclo de trabajo. Antes de usar un polipasto, considere la tarea y haga coincidir la clasificación del ciclo de trabajo en consecuencia. Si su polipasto es de tamaño insuficiente, puede causar daños prematuros. Además, otro factor importante a considerar es el entorno en el que se utilizará el polipasto porque las clasificaciones del ciclo de trabajo funcionan dentro de ciertos rangos de temperatura.

¿Entonces, Cabestrante o Polipasto?

Un factor de diferenciación importante entre un cabrestante y un polipasto es el sistema de frenado. La mayoría de los cabrestantes todoterreno están fabricados con frenos dinámicos en los que el sistema de engranajes está diseñado para sujetar automáticamente la carga. Los frenos dinámicos utilizan los engranajes del cabrestante para brindar resistencia, lo que lo hace inestable para cargas suspendidas. Por esta razón, si intentara utilizar un cabrestante como polipasto, la carga podría resbalar o los engranajes podrían desgarrarse y provocar una situación muy peligrosa.

Los polipastos utilizan sistemas de frenado mecánico que consisten en un freno físico que bloquea el material suspendido para que no ceda. Los polipastos tampoco tienen un mecanismo de carrete libre. Esto hace que los polipastos sean la opción más segura para levantar materiales, ya que existe un riesgo reducido de que la carga se resbale y provoque accidentes. Los polipastos también están equipados con un interruptor limitador de carga para evitar que se intente levantar más de su capacidad diseñada.

Algunos malacates están especialmente fabricados para funcionar como polipastos. Para que un cabrestante se utilice como polipasto, debe tener un freno de bloqueo y ningún mecanismo de carrete libre, o debe poder quitarlo o desactivarlo. Nunca debe usar un cabrestante como polipasto a menos que el fabricante indique claramente que el cabrestante está aprobado para su uso como polipasto.

¿Es mejor un Cabestrante de cuerda de acero o de cuerda sintética?

Cable de acero (Ventajas)

Desde que existe el cabrestante, el estándar de la industria ha sido el cable de acero de calidad aeronáutica, que es más duradero que el cable sintético, pero a expensas del peso y la resistencia. El acero es el tipo de línea perfecto para usar en terrenos altamente abrasivos, como en lodo, rocas y arena, ya que es menos propenso a deshilacharse y desgastarse. El acero también es más asequible que el sintético y requiere menos mantenimiento

Inconvenientes

Sin embargo, el cable de acero puede oxidarse y desarrollar rebabas afiladas a medida que se desgasta, lo que requiere manos enguantadas para operar. El acero también es propenso a torcerse, lo que dificulta que se enrolle correctamente en el tambor y disminuye la resistencia.

La cuerda sintética (Ventajas)

Significativamente más liviano que el cable de acero, el cable sintético no almacena tanta energía como lo hace un cable de acero, lo que significa que no se convertirá en un proyectil si se rompe. Al ser más liviano que el cable de acero, también le da una ventaja en vehículos sensibles al peso, especialmente sobre el eje delantero. 

La alta flexibilidad y el bajo peso de la cuerda sintética hacen que sea mucho más fácil de manejar que el acero con el beneficio adicional de no torcerse como lo hace el cable de acero. Además, no desarrollará las rebabas que pueden ocurrir en el cable de acero, por lo que es más seguro manipularlo sin guantes, pero el uso descuidado provocará nudos.

Si bien la cuerda sintética tiene una mayor resistencia a la rotura que un cable de acero comparable, eso no significa que sea irrompible. Sin embargo, a diferencia del cable de acero, si una línea sintética se rompe, se puede reparar en el campo con las técnicas de trenzado adecuadas. La línea sintética también tiene la ventaja de flotar, lo que podría facilitar la recuperación en un pozo de lodo o cuerpo de agua.

Inconvenientes

Los inconvenientes incluyen la susceptibilidad a la exposición a los rayos UV, los productos químicos, el calor y la abrasión, todos los cuales pueden debilitar sustancialmente la cuerda. Debido a esto, las cuerdas sintéticas de calidad vienen con una funda protectora antiabrasión que se desliza a lo largo de la cuerda, así como con una capa protectora especial. 

Para protegerse contra la acumulación de calor del freno de tambor, se puede usar una funda térmica o un material más resistente al calor en la parte de la línea que envuelve el tambor. Otra desventaja de la línea sintética es que puede contener agua, lo que puede agregar peso o incluso congelarse en clima frío, convirtiendo su cabrestante en un bloque de hielo inútil.

Artículos Relacionados

Productos Destacados